Quesería

Quesería Amado Charra

AMOR POR NUESTRO TRABAJO

Nos definimos como una quesería familiar de pastores queseros.

Amamos nuestros oficios, el queso y también a nuestros animales.

Por eso, creemos que la mejor forma de conservar nuestro legado es haciendo nuestro trabajo con amor.

Cuidando con mimo todo el proceso quesero y haciendo que nuestras cabras y ovejas churras sean felices.

Moldeado a mano en quesería

EL TRABAJO EN NUESTRA QUESERÍA

En Amado Charra, controlamos todo el ciclo: desde la cría del mejor ganado para conseguir la mejor leche hasta la elaboración y venta de nuestros quesos. Son elaborados exclusivamente con la mejor leche procedente de nuestra propia ganadería. Por ello, cambian en cada estación del año. Dependiendo del clima y de la alimentación de nuestro rebaño, cambiante en las diferentes estaciones gracias al pastoreo. Nuestros quesos recogen los matices y sabores de cada época. Por ello, los diferenciamos por la estación en la que se han elaborado: primavera, verano, otoño e invierno.

Todos nuestros quesos se elaboran con leche cruda procedente de nuestro propio rebaño. Esta forma de elaborarlo nos permite conservar los fermentos naturales, desarrollando matices propios sin necesidad de utilizar otro tipo de fermentos estándar. No es fácil trabajar con leche cruda, y como consecuencia de ello nuestros quesos, a pesar de elaborarlos siempre de la misma forma, nunca son iguales. Para algunos, algo inaceptable; para nosotros y quiénes prueban nuestro queso, algo mágico, sorprendente y excitante. 

En nuestra quesería hacemos el queso de la forma tradicional: únicamente leche cruda, cuajo animal y sal. Nada más. No utilizamos fermentos ni aditivos ni tampoco tratamos a nuestros quesos con ningún producto químico. Por ello, su corteza es comestible y de agradable textura y sabor. En ocasiones, presenta mohos en la superficie, lo que indica que nuestro queso “tiene vida” y que está desarrollándose en óptimas condiciones, incluso le aporta unos matices muy interesantes.

A veces, hacer lo simple, es lo más complicado. 

Escogemos el camino lento y difícil pero es el único que lleva a la excelencia.

El único que nos permite preservar nuestro legado: el queso cómo se hacía antes, con su sabor tradicional, natural y auténtico.

Nuestros quesos

Maduración en quesería